lunes, 30 de abril de 2012

FRIKECES RETRO: LA MALDICIÓN DEL IDOLO. (RESEÑA)

       Pues resulta que el otro día estaba en casa de mis padres con dos de mis sobrinos revoloteando por allí y sembrando de destrucción masiva  una apacible tarde de viernes. Mi madre tuvo la feliz ocurrencia de abrir un compartimento secreto en el cual guarda unos cuantos de mis viejos juegos de infancia... Había joyitas: mías y heredadas de mis hermanos mayores. Entre ellas, hayamos LA MALDICIÓN DEL ÍDOLO y ni cortos ni perezosos nos echamos una partidilla (con la consiguiente paz y tranquilidad para los abuelos de las criaturas). Cuál fue mi sorpresa cuándo dos semanas después  mi sobrino me dijo que había vuelto a jugar con todos los primos (había reunión familiar) y que había hecho fotos para que yo lo reseñara en el blog. (¡¡¡QUE CRACK DE NIÑO!!!). Si es que este niño ha salido a su tio, es un jugón jugón de los buenos... jejeje. Vamos allá pues...

Pórtada del juego, en un excepcional estado.

     Lo primero que me llamó la atención de este juego fue su buen estado de conservación, está impecable. Después monté el precioso tablero tridimensional que simula un templo perdido en la jungla, y el mecanismo de las ruedas que se haya en su interior. Además de reencontrarme con los 4 peones, el villano y el ídolo. (¡Qué recuerdos de infancia!) Os hago una composición de lugar:

Panorámica del juego, El templo, las ruedas (con el soporte de la espada delante) y la cámara del Idolo (con el Ídolo)

     El tablero es una simulación de la selva, en cuyo interior se encuentra un templo olvidado de la mano de Dios. (en mi caso llevaba 20 años olvidado jejej). Además el templo posee un templo interior o cámara del ídolo, al que sólo se accede a través de unas ruedas que se van moviendo cada vez que un jugador (o el villano) pise un mecanismo. En el interior del templo se encuentra el ídolo que contiene la joya que es el objeto del deseo de todos los jugadores.

EL JUEGO.
 
   En la Maldición del Ídolo, cada jugador encarnará el papel de uno de los cuatro exploradores que buscan el joya del templo. A medida que avancen tirando el dado (repiten si sale 6) caerán en diferentes casillas, que al más puro estilo serpientes y escaleras, nos harán avanzar o retroceder. Pero para conseguir la joya, primero necesitaran obtener la ESPADA de ORO. Dicha espada se encuentra en el interior del templo y otorga al portador la oportunidad de conseguir la joya. He dicho bien, oportunidad, porque si se llega al ídolo con ella, nos dará la opción de meterla en una las ranuras del ídolo (tiene 6). Si tenemos suerte, caerá la joya y deberemos volver a la SALIDA, si no... caeremos en unas mazmorras y la espada volverá a su sitio original para regocijo de nuestros contrincantes. Además, para llegar al ídolo tendremos que atravesar unas ruedas giratorias que se activan cada vez que un jugador (o el villano) pisan una casilla con el símbolo de la rueda. Esto hace que nuestros contrincantes nos hagan constantemente la puñeta, evitando que alcancemos la cámara del ídolo. Para darle más salsa al juego, además existe un peón negro que representa al Villano, TODOS los jugadores pueden optar por mover al Villano en lugar de a su propio explorador. El villano nos puede robar la joya o la espada si cae encima nuestra. Esto le da un puntito de interacción al juego muy divertido. Dando lugar a grandes piques... sobre todo cuando estamos a punto de ganar y en el último momento el villano nos roba la joya.... jejej.

Detalle de la Cámara del Ídolo

Lo Mejor:

  • Jugar a este juego 20 años después con tus sobrinos (o vuestros hijos)
  • Sencillo, apto para niños de muy pocos años.
  • Componentes muy bonitos
  • El componente de pique, mover a un contrincante en las ruedas y evitar que alcance su objetivo, no tiene precio. Para lo demás Mastercard jejeje. Y quitarle a un contrincante la joya en el último momento....SIN COMENTARIOS el mosqueo que se agarra jejajejej
Excelente foto, en perspectiva , del villano en el interior del templo. Al fondo se aprecia el Ídolo en su cámara.

Lo Peor:
  • Es puro Azar, no se premia al que juega mejor, sino al más pícaro o más "potrero".
  • Si no se acierta rápido dónde esta la joya, puede hacerse un poco pesado.
  • Es un filler puro y duro, no muy rejugable.
Detalle de las ruedas, la salsa de este juego.


     Resumiendo, filler simpático para iniciar a vuestros hijos en los juegos de mesa y despegarlos de esa caja de destrucción masiva que es la tele. (Bueno, no la tele en sí, sino la programación actual) nindendo DS y demás videojuegos, para que jueguen entre ellos y con los amigos en carne y hueso. (y no a través de una pantalla).2  darth taters.




     Finalmente quiero agradecer la colaboración mis sobrinas Aranzazu, Mencía y Natalia por la partida-ejemplo jeje. Y en especial a mi único sobrino Angel, fotografo e instigador de esta reseña. (Además de flamente ganador de Cyclades en su primera partida jeje). UN BESAZO A TOD@S.

7 comentarios:

  1. Genial reseña, que recuerdos, cuando no habia consolas en las casas, lo unico estos juegos y los que echabas en la calle...

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡¡Que recuerdos!!! Me encantaba ese juego de niño, lo habré jugado con mi hermano miles y miles de veces, es de mi favorito y lo recuerdo con muchísimo cariño.

    Nos encantaba lo de las ruedas del centro y el rollo de acertar en qué ranura meter la espada para sacar la piedra... (que siempre estaba en la de arriba :P)

    Muy buena reseña y me alegro de que hoy en día haya chavales jugando con este juego.

    Por cierto... muy buenas las fotos!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo y Mr Peace:

    Veo que he despertado también la nostalgia en vosotros. La verdad es que me da mucha alegría conseguir que los niños de hoy en día se desenganchen un poco de la consola y se sienten todos entorno a una mesa. Mi sobrino se va a poner muy contento por el comentario de las fotos.

    Muchas Gracias a los dos por comentar.

    ResponderEliminar
  4. Cuando era niño lo veía por televisión y lo quería, pero nunca llegó. A ver si un día de estos tengo la suerte echarme una partiíta :)

    ResponderEliminar
  5. Guau!!! Ese juego lo teníamos en casa mi hermano y yo cuando éramos pequeños, que recuerdos!

    ResponderEliminar
  6. Ya te digo... ¡¡¡Imagínate volver a jugarlo con tus sobrinos!!! Gracias por comentar y por afiliarte al lado oscuro. BIENVENIDA

    ResponderEliminar
  7. Acabo de comprarlo de segunda mano y deseando estoy de jugarlo. QUE RECUERDOS!

    ResponderEliminar