jueves, 15 de marzo de 2012

"EL NOMBRE DEL VIENTO" Y EXTRAÑOS PARALELISMOS LITERARIOS (RESEÑA)



        Hace escasos dos días que he acabado el ensalzado libro "El Nombre del Viento"de Patrick Rothfuss. Primera parte, de tres, de la llamada "Saga del Asesino de Reyes" -¿Merece la pena tanto cómo la gente dice?. ¿Es merecida su fama? o, por el contrario...¿es un truñazo a lo Código da Vinci?. Vamos a comprobarlo...


He robado princesas a reyes agónicos. Incendié la ciudad de Trebon. He pasado la noche con Felurian y he despertado vivo y cuerdo. Me expulsaron de la Universidad a una edad a la que a la mayoría todavía no los dejan entrar. He recorrido de noche caminos de los que otros no se atreven a hablar ni siquiera de día. He hablado con dioses, he amado a mujeres y escrito canciones que hacen llorar a los bardos.

"Me llamo Kvothe. Quizás hayas oído hablar de mi."


      Para reseñar esta obra voy a valerme de ciertos paralelismos (que habrá quien los vea y quien, directamente, piense que comparo la velocidad con el tocino, gustos y opiniones al fin y al cabo...). El primer paralelismo que se me ha venido a la cabeza con respecto a este libro es el que tiene con la saga "Canción de Hielo y Fuego".-¿Cómo?- me preguntará alguien que conozca ambas sagas- si a parte de transcurrir en un mundo de fantasía, no tienen nada que ver el uno con el otro - continuará reflexionando-. Si bien, eso es cierto, hay un punto de semejanza en ambas sagas: Ambas han captado a un público "no aficionado" a la literatura fantástica, sobrepasando la frontera del género literario, convirtiendose en obras de gran difusión. Hay mucha gente que ha leído"Juego de Tronos" o "El Nombre del Viento", y no se han leído ni "El Señor de los Anillos", ni la primera trilogía de la "Dragonlance", ni la "Saga de Geralt de Rivia", ni "Añoranzas y Pesares"... de hecho, (y a mi me ha pasado), he recomendado alguna de estas sagas a gente que espera con ansia la nueva entrega de "Canción de Hielo y Fuego", y no han sido capaces de seguirlas. No se aficionan al género fantástico. He aquí pues, una de las virtudes de este primer libro de la saga: Su capacidad para sobresalir como obra literaria más allá de su propio género. (Otra tema más discutible será su calidad literaria....)